«Un wéstern metafísico en las gargantas del Atlas»

[Artículo de Ferrán Bono publicado en Babeliael 31 de diciembre de 2016]

(Imagen: Alejo Ramos-Sabugo)

[…] En el cine sus principales maestros son Robert Bresson y Andrei Tarkovsky (en especial su película Andrei Rubliev), si bien para Mimosas asegura haber tenido más presente los wésterns de Monte Hellman y títulos como Francisco, juglar de Dios, de Robert Rossellini, The Los Patrol de John Ford y La isla desnuda de Kaneto Shindô […]

Artículo completo en la versión en papel de Babelia – El País.

«Trascendente y depurado sentido de la maravilla»

[Artículo de Nacho Villalba publicado en Cine Maldito]

[…] Amor, finalmente, es lo que ha guiado a Mimosas, pese a la exigencia que su ritmo pausado y contemplativo ha requerido de los espectadores menos pacientes: amor por una forma de contar despreocupada, inédita, y por una imágenes que resplandecen y emocionan (verbigracia, el retiro del jeque entre las brumas de la montaña, pero hay muchas más). Poco más le hace falta al filme de Oliver Laxe para perdurar en la memoria, ni siquiera ser perfecto: a pesar de sus irregularidades o de sus ligeras caídas de atención, ofrece una experiencia diferente al tiempo que soslaya los vicios de cierto cine de autor abocado al vacío mediante humildad, atrevimiento y un muy genuino, trascendente y depurado sentido de la maravilla.

Podéis acceder al artículo completo en este enlace.

«El cine como mitología»

[Artículo de Luis Martínez publicado en El Mundo, 4 de enero de 2017]

[…]Mimosas cuenta la odisea de un grupo de hombres que buscan enterrar a un anciano donde este último ha dejado dicho. Para cumplir su cometido tendrán que atravesar montañas, huir de ladrones y, ya puestos, intentar dar un poco de sentido a todo esto. Ya saben, la vida, la muerte, la fe, el mito como constructor de realidades… El resultado es una obra que vibra en cada plano siempre tan pendiente de lo que busca como del lugar del que huye. Es cine, tal como dice su autor, vocacionalmente diferente que se niega a renunicar al molde de la tradición con la misma fuerza que mira hacia lugares nuevos. Cine mestizo que quiere ser a la vez western clásico y vanguardia iluminada, cine envenenado de vértigo.

«Cinta de aventuras autoconsciente con el amor como punto de fuga»

[Artículo de Xavi Arnaiz para La Butxaca, enero de 2017]

[…] El director de Todos vós sodes capitáns constrúe un relato sobre el paso del tiempo que, poco a poco, se abre hacia un misticismo irracional que remite a Pasolini (el paisaje, los personajes), o referentes actuales como el Lisandro Alonso de Jauja. Cinta de aventuras autoconsciente con el ammor como punto de fuga ¡qué gran momento, el del grito de guerra!

El cine de autor más esperado de 2017

[Publicado en El Confidencial, 2 de enero de 2017]

Algo tendrá el segundo largometraje del cineasta gallego Oliver Laxe para haber sido elegida como la mejor película española del año por compañeros directores como Isa Campo e Isaki Lacuesta y para haber participado en la última edición del Festival de Cannes. Rodada en el Atlas marroquí, con actores no profesionales, es una especia de western existencial que apabulla por la belleza de la fotografía con la que retratan los paisajes.

Versión web aquí.

«Cuanta más verdad y amor hay en un film, más difícil es financiarlo»

[Entrevista a Oliver Laxe por Isabel Bugallo, La Región, 31 de diciembre de 2016]

¿Un recuerdo de infancia?

La imagen de mi llegada a Os Ancares. Veníamos de París, donde vivíamos cómodamente. Imagínate un niño de seis años llegando allá por 1990 a Os Ancares de noche y ver a tu abuelo por primera vez con una burra para cargar las maletas en las alforjas y recorrer seis kilómetros para  llegar a casa. Ese momento  me llegó al alma. Ver los valores de mi familia, su humildad, su aceptación, abnegación y agradecimiento. Esos valores me marcaron profundamente y creo que en alguna manera están en Mimosas con la sensación de sentirse diluido en la naturaleza. Os Ancares me penetraron en el alma.

¿Qué es Mimosas?

Mimosas es el proceso de la apertura del corazón de un escéptico. Es el descubrimiento del que se da a su intuición y ve con claridad el camino que pensaba desconocer. También nos habla de los héroes, de los que tienen valores y los anteponen en su vida. El personaje principal es un pícaro, un escéptico porque en un momento de su vida hubo un evento que lo decepcionó y le cerró el corazón. Pero a lo largo de Mimosas lo vuelve a abrir y acaba creyendo en la misión que tiene gracias a las personas de su alrededor,  que le recuerdan quién es él verdaderamente. […]

Accede a la entrevista completa pulsando aquí.

«El cine es una de las herramientas artísticas más espirituales»

[Entrevista a Oliver Laxe por Xesús Fraga, FUGAS La Voz de Galicia, 30 de diciembre de 2016]

La descripción de Sijilmasa podría ser de un cuento escuchado en la plaza de Jamma el Fna o en una lareira gallega.

-Hay un simbolismo detrás de cada una de esas descripciones. Es una apropiación del Libro de los Reyes, del persa Ferdowsi. Me animaban dos cousas: una, invitar al espectador al viaxe, a la fábula, al cuento, a los mitos. Creo que nos estamos muriendo de frío porque nuestros cielos ya no están llenos de mitos como antes. Hay una decadencia evidente. Pero en paralelo, también quiero que la gente se sienta ahí, en la caravana: el frío de tener los pies en la nieve y en el agua, el calor del fuego, el olor de la sopa.

-Se intuye un rodaje complejo…

-Fue muy complicado. Pero es una de las reglas de la vida, Xesús, las cosas hay que merecerlas. Hay una matemática detrás de las cosas, el universo tiene reglas y esta es una, que hay que ganarse las cosas. Los mejores frutos no están a la distancia de la mano, tienes que subir al árbol y correr riesgos. En el arte es así. Hay que peregrinar, ser caravana para alcanzar regalos de la vida. Merecerse la película. Cuando llevas a todo el mundo a sus límites hay algo del ser humano que se manifiesta.

Texto completo aquí.

 

«Para recuperar la fe en un cine indomable»

[Manu Yáñez, Fotogramas, enero de 2017]

[…] Entre la búsqueda herzogiana de los límites de lo conocido y la religiosidad sin oropel de Pasolini, Laxe condensa en Mimosas su fe en el encuentro trascendental entre los contornos de la realidad y la fuerza transfiguradora de la ficción.  ★★★★★

Accede al artículo completo pulsando aquí.

«Aprovecho mi posición hegemónica para seguir haciendo un cine libre»

[Entrevista a Oliver Laxe por Amaia Mauleón, Faro de Vigo, 29 de diciembre de 2016]

¿Cómo vive este momento en que la película llega al público mayoritario?

Es importante. He hecho una película para la comunidad, con un sentido. Las películas son para que la gente las disfrute, pero se ven en el tiempo; no me obsesiono con cuánta gente acude a las salas. El mío es un cine con alma y frágil y la irresponsabilidad de muchos agentes del cine y de la cultura ha hecho que se pierdan muchos espectadores. Desde luego, cuanto mejor vaya en las salas, más ayudará a que este tipo de cine, como expresión artística, resista.

¿Un premio en el Festival de Cannes aporta mayor tranquilidad?

Los premios ayudan porque legitiman mi manera de hacer cine, especialmente en un festival como Cannes. Cuando presenté el proyecto algunos no se fiaban de que pudiéramos sacarlo adelante porque era demasiado grande, pero hemos demostrado que merecemos que se nos den oportunidades y ya veo cómo se nos abren las puertas. Ahora soy un autor estratégico porque vamos muy pocos españoles a este festival y es una posición hegemónica que voy a aprovechar para seguir haciendo un cine libre.

[…]

Hay un público que piensa que su cine puede ser demasiado complejo, no se disfrute.

Mimosas es un western, hay un equilibrio entre misterio y poesía, trazos que siempre hubo en mi cine y un relato de aventuras muy popular. Estas películas no son raras ni inaccesibles; el único problema es que no tenemos promoción como otras y que la gente no está acostumbrada a un cine en el que hay un espacio para él. Y es paradójico porque, por otra parte, tiene sed de este tipo de cine.